Sé tu propio regalo

se-vende

Se suele pensar que el dar hace la contribución de hacer lo bueno, de estar  en el camino correcto o estar en los caminos de Dios, que no podemos salir de esa idea convencional, porque si no se  estaría faltando al prójimo. Pero no se suele pensar o irnos relacionando con la idea de regalarnos a nosotros mismos.

No existe regalo más esperado o más sincero que ser nuestro propio regalo, los que salen de un alma que ama, que después de Dios, no habrá nadie que nos pueda amar tanto como nosotros mismos. Si tu tiempo suele abandonarte para que puedas pasarla contigo, de esa persona importante que existe en tu vida, acuérdate de ti.

El olvidarnos de nosotros mismos conlleva a ir formando cuadros negativos como el estrés, cansancio y desgano, esto nos desmotiva para hacer las actividades diarias que nos dan sustento, por eso es importante el saber manejar y disfrutar cada momento de nuestra vida.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




se-tu-propio-regalo-envuelto

Aquí algunas sugerencias que puedes brindarte o regalarte:

  • Dedícate a escuchar pacientemente tu música preferida que no escuchabas con detenimiento, y si puedes cántala, si eres de esos que no se aprenden bien la letra, al fin y al cabo eso no interesa, solo emocionate lográndolo.
  • Llama a ese amigo o amiga que sueles olvidar sin querer, pero que sabes que siempre estará ahí y te hará reir a carcajadas.
  • Ve a esa guarida que muchas veces te han recomendado pero que no has tenido ocasión de ir.
  • Planea y haz ese viaje que tanto quieres.
  • Escribe ese mail o mensaje de texto que sabes que te ayudará a rescatar esa vieja amistad.
  • Si eres de los que te gusta escribir, escribe palabras de reflexión y ahonda en ideas que te hagan sentir mejor que nunca, y sino no eres de ellos, juégate a experimentar en ello.
  • Vete de compras, no solo esto es tarea que satisface tanto a las mujeres, hombres también tomen ese cambio.

            Por último regálate a ti mismo, ¡suele decir este regalo es para mí!

          ¿Te dedicas a envolver tu propio regalo?

comments

Autor entrada:

Deja un comentario