Sepa aprender de sus errores para llegar al éxito

Javier Echaleku es un emprendedor de raza, que desde el instituto lleva creando empresas. Su último proyecto lleva por nombre Logocomunica.com y ya ha cumplido cuatro años en el mercado. Pero no todo ha sido un camino de rosas. Él mismo cuenta que una vez se arruinó emprendiendo, y en su blog relata las causas que le obligaron a liquidar una comercial de calzados que abrió con otros dos socios.

 

Asegura que el primer error que cometió fue no crear una estructura societaria sólida con un líder que llevase las riendas, y con un pacto de socios que definiera las funciones y responsabilidades de cada uno. No había ninguna estrategia clara, pues la compañía nació como una sociedad de tres miembros al 33% de propiedad y con firmas mancomunadas y solidarias.

Su segundo fallo fue no prestar atención a la tesorería. “Vivíamos por encima de nuestras posibilidades”, afirma. Llegaron a facturar varios millones de euros en unos cuatro años y tuvieron hasta 10 empleados en plantilla. Este crecimiento tan estrepitoso le cegó y reconoce que uno de sus principales errores fue creerse el mejor cuando apenas conocía el negocio.

Estas equivocaciones le llevaron a saldar la empresa de diseño y fabricación de calzado en 2006, aunque necesitó casi dos años para la liquidación y el pago total de las deudas. Sin embargo, en 2008 empezó de nuevo y se embarcó en otro proyecto: Logocomunica.com, una consultoría para el desarrollo de negocios en Internet, con el que ha encontrado el éxito.

Fuente: expansion

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion