Los chequeos médicos vitales para que seas una emprendedor saludable

ejecutivo-saludable

Es muy importante ir al médico y realizarse estudios periódicamente puede remediar o evitar padecimientos. La esperanza de vida de un hombre es de 71 años; de una mujer, de 77. Por eso de la misma manera en que planificas y organizas tu trabajo, haz equipo con tu médico para practicarte pruebas de detección temprana de enfermedades y elevar el éxito de un tratamiento.

Las recomendaciones para varones sanos incluyen la realización anual de las siguientes pruebas:

Biometría hemática. Estudia los elementos que conforman la sangre, tanto los celulares como los sólidos del plasma (porción líquida de la sangre). Detecta enfermedades como anemia, hepatitis o problemas de coagulación.

Química sanguínea. Es un estudio de la sangre que da información sobre los procesos metabólicos del organismo. Ayuda a detectar trastornos como diabetes, colesterol alto y hasta problemas en los riñones o el hígado.

Examen general de orina. Ayuda a detectar problemas renales o metabólicos e infecciones urinarias.

Perfil de lípidos. Determina los niveles de grasa en el cuerpo, colesterol y triglicéridos. Si éstos se encuentran elevados, puede haber riesgo de infarto o ataque cerebrovascular. Se recomienda a partir de los 30 años.

Sangre oculta en heces. Facilita la detección de sangre en el excremento. Con frecuencia éste es el único signo de alarma de padecimientos colo-rectales.

Electrocardiograma en reposo. Se recomienda a partir de los 40 años. Revela información del funcionamiento del corazón, el ritmo cardiaco, el tamaño y el funcionamiento de las cavidades del corazón y el músculo cardiaco.

Radiografía de tórax. Permite ver el tamaño del corazón y el estado de los pulmones, sobre todo en la gente con obesidad o fumadora. Detecta hasta procesos de tuberculosis.

Examen dental. Sirve para detectar caries, bruxismo, trastornos como la enfermedad periodontaria (de las encías) y otras lesiones.

Examen de la vista. Ayuda a verificar la visión y determinar si hay riesgo de desarrollar problemas de los ojos asociados con la edad, como glaucoma, cataratas y degeneración macular.

Antígeno Específico Prostático. Determinar la existencia de cáncer de próstata. Debe hacerse a partir de los 40 años. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que se la realicen los hombres menores de 40 años con más de un familiar inmediato diagnosticado con cáncer de próstata.

Fuente: Alto Nivel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion