Cómo elaborar una cotización de impacto

Tarifas, cotizaciones

Una cotización es una de las herramientas de ventas usualmente menos aprovechadas por los emprendedores dado que muchos restan importancia a la función de cotizar y de hacerlo efectivamente.

Una cotización suele ser la primera impresión que el cliente tendrá en relación a tu empresa y de allí que una cotización de impacto puede hacer la diferencia entre vender y no vender.

¿Que información debe llevar una buena cotización? En una cotización puedes poner todo lo que quieras. Puedes describir todos los detalles de tu producto o servicio como condiciones, promociones, descuentos, entregas, etc.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Sin embargo no todas las cotizaciones deberían llevar toda la información necesariamente, pues en muchos casos, el cliente más que detalles específicos, lo que deseas es tener un primer contacto con tu negocio y percibir detalles que le inspiren confianza.

Así que es conveniente diferenciar estas 2 clases de cotizaciones:

– Cotización de primer contacto

– Cotización de clientes usuales

No profundizaremos tanto en el segundo caso dado que se refiere a clientes que ya están en tu cartera y que seguramente te están comprando. A estos clientes si es conveniente enviarles información, amplia, detallada y pronta.

El caso que más nos interesa es el del inciso 1. El cliente de primer contacto. Ese cliente que escuchó de tu producto, de tu empresa o servicio y desea algo más de información. Ese cliente que está en el teléfono o que recibe un correo electrónico de tus vendedores. Esa cotización si puede hacer la diferencia, por tanto, te recomiendo estos consejos:

– Enviar la cotización lo más pronto posible

– Prepara un formato para tus cotizaciones

– Envía información y características

– Resalta las promociones y ofertas

– Información clara de contacto

– Cotiza por distintos medios (correo electrónico y redes sociales)

– Revisa bien los números. Los precios, medidas, cantidades y todo factor numérico debe ser cuidadosamente revisado.

– No envíes tu inventario de productos en tu cotización. Muchos clientes (y algunas veces tu competencia) te solicitan cotizaciones para tener una idea de tus precios y de tus servicios.

En ese sentido muchos emprendedores cometen el error de querer conquistar al cliente ofreciéndole toda la gama de productos y precios en su cotización y entonces le envían 10 productos con todos sus precios y características. Grave error. Una cotización, especialmente de primer contacto no debería llevar más que 2 o 3 productos básicos y estratégicos para captar la atención del cliente y lograr que solicite más. Si envías una lista con todo tu inventario, solo harás que sea más cansado leerla, interpretarla, confuso para tu cliente y tal vez solo estén felices de saberlo si los que la piden son tus competidores.

Fuente: 1000ideasdenegocios.com

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario