Cosas que le quitan el sueño a un microempresario

Estrés mujer

Ser propietario de un pequeño negocio es algo divertido, desafiante  y estresante, pero nunca algo fácil. Sea que usted esté comenzando un emprendimiento o ya este en pleno funcionamiento, hay una serie de cosas que lo llevaran al límite y le mantendrán despierto en la noche.

Tome nota para que sepa donde se mete cuando decide montar un negocio o una pequeña empresa. Veamos:

1.  Estrés Financiero. Es la principal causa de nuestros desvelos: cómo y dónde  conseguir dinero para nuestro negocio. Muchas veces pensamos y pensamos si nos aprobaran el préstamo solicitado.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Si los recaudos que introdujimos no serán rechazados o cómo solicitar dinero a algún familiar o amigo para continuar con nuestra aventura. Muchas veces nos preguntamos que tanto tenemos que ceder para conseguir nuestros objetivos.

El estrés se puede amplificar si usted sabe que le va a ser muy complicado conseguir el dinero que necesita.

2.  Flujo de caja con problemas. El dinero se acaba y las facturas y obligaciones se acumulan. ¿Cómo pagar la nómina el fin de semana? El banco le presiona amenazando con pasar la cuenta de su tarjeta de crédito a legal.

Encima de eso se le suman los problemas domésticos que, de tener dinero se resolverían sin mucha angustia. Los problemas de liquidez son una verdadera pesadilla para los dueños de pequeños negocios.

3.  Una carga abrumadora de trabajo. Una de las cosas que más nos abruma como pequeños empresarios es que trabajamos unas 18 horas diarias por siete días a la semana y todavía sentimos que nos falta tiempo.

La mejor manera de poder enfrentar ese reto laboral tan fuerte es organizándose de manera milimétrica. Haga listas y cronogramas. Aún así puede encontrase con que le falta tiempo y muchas cosas quedan por hacer. Delegar puede ser una solución.

4.  Empleados y personas problemáticas. Comenzar un negocio y gestionar personal son dos habilidades bien diferentes. La gestión de empleados, socios y contratistas pueden ser todo un reto que le puede causar noches de insomnio. Desde empleados insubordinados e irrespetuosos a los que no solo le hurtan parte de su esfuerzo sino que roban el archivo de clientes y además copian sus ideas para luego hacerle la competencia.

5.  Planificar los próximos pasos. Una de las cosas que nos desvelan es planificar como crecer o como ampliar los beneficios de un negocio. Muchas veces durmiendo nos llegan posibles ideas de solución a nuestros problemas. Tenga papel y lápiz o una grabadora para anotar todo lo que se le ocurre en una noche de sueño agitado.

Fuente: Crisis, negocios y dinero

comments

Autor entrada:

Deja un comentario