Empresas: Crea un buen equipo para que tu proyecto triunfe

Para cualquier empresa, los empleados son parte importante de su estructura organizacional. Esto es porque un buen equipo de profesionales puede sacar adelante un proyecto regular, mientras que un grupo mediocre no será capaz de hacerlo con una iniciativa excelente.

Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI), insiste en que es tal la importancia de un grupo que cuando se apuesta por una nueva iniciativa, en realidad se hace porque se cree en las personas que lo van a desarrollar. En el caso de que se trate de una nueva empresa, la relevancia es aún mayor, hay que tener presente que el socio capitalista invierte si está convencido de que el equipo que está al frente va a ejecutar de forma diferencial lo que se han propuesto.

– Para lograr que un proyecto triunfe es crear un equipo que no es sólo un grupo de personas que trabajan juntas. Son profesionales con capacidades complementarias que se comprometen a cumplir un propósito común y a alcanzar unos resultados concretos con un enfoque único.

– Averiguar qué habilidades y competencias debe reunir el conjunto de colaboradores y cómo gestionarlo. La dinámica del mercado laboral ha hecho que los empleados polivalentes y con gran capacidad de adaptación a distintas circunstancias sean los perfiles más buscados.

– Es esencial delimitar las funciones de cada departamento y de cada empleado, de manera que cualquier profesional se responsabilice de sus tareas, con sus aciertos y sus errores.

– La creatividad y la innovación son capacidades imprescindibles que se despiertan cuando el profesional siente que se cuenta con él, que es parte del proyecto, y observa que su esfuerzo da resultados y que éstos son valorados por el resto de compañeros y por los jefes.

– Combinar personalidades para crear un equipo eficaz es todo un arte. Hay que saber manejar los egos de unos y la pasividad de otros. El papel del líder como impulsor es vital.

El nexo de unión que dará los mejores resultados es generar siempre nuevos retos. Hay que incitar a todos los empleados a buscar metas. El superior tiene que plantear nuevas misiones que acometer para que el grupo de trabajo esté vivo y en continuo movimiento.

Así se crearán equipos de alto rendimiento, que tienen una necesidad casi genética de mejorar sus procedimientos inventado métodos nuevos continuamente. Entrando en lo que puede llegar a llamarse una rutina de innovación.

Fuente: Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion