¿Cuánto debo cobrar por mis servicios?

El tema de cuánto cobrar por tus servicios es controvertido. La exitosa coach y empresaria Diana Fontanez, la mejor pagada en el rubro, entrega algunas sugerencias sobre el tema.

La especialista señala que el peor enemigo del precio no es la industria ni las personas negativas que te dice que no puedes cobrar tanto. Es tu mente que te impide cobrar lo que tu corazón desea, diciéndote cosas como “la gente no pagará eso”, “¿quién me creo yo?”, “necesito más experiencia”.

1. El precio es elástico. Lo que esto significa es que es lo mismo vender algo a 10 dólares que a 10.000 dólares. Es el mismo esfuerzo. ¿Por qué entonces cobrar el precio actual si puedes cobrar mucho más?

2. No necesitas más experiencia. Esta mentalidad, la de pensar que necesitas más experiencia, es la que te aguantará para que cobres más por tu conocimiento. Deja que otros piensen así y cobren parecido a los demás, mientras que tú te separas de la competencia cobrando más.

3. ¿Eres un Toyota o un Jaguar? Un Toyota cualquiera lo puede tener. Un Jaguar, no. Su precio no lo permite. De hecho, estuve en un negocio y llegó un chico guapísimo en un auto “común”. Pasó desapercibido. Sin embargo, llegó un señor mayor en un convertible de la marca BMW y todos se dieron la vuelta para mirarlo.

En tu negocio es lo mismo. O eres un auto común que todo el mundo puede tener o eres un auto exclusivo que todos desean, pero pocos pueden comprar. Recuerda: cuanto más exclusivo, más deseado serás. Y esto te lo digo por experiencia propia.

4. ¿Qué necesitas para cobrar más? No es simplemente subir tus precios. Es subirlos y que la gente los pague. Mi secreto, que me genera un promedio de 500 a 1.000 dólares la hora por cliente (también he generado 1.866 la hora, dependiendo del proyecto), está en:

– Crear valor

– Tener un sistema

– Ser exclusiva

– Glorificación personal a través de la publicidad

– Una buena historia atada a mi servicio

– Y cero preocupación por el qué dirán

5. Está todo en la mente. Todo está en tu mente. Yo no tengo estudios. Me salí de la escuela a los 15 años. No escribo bien (necesito la ayuda de una editora) y, aun así, cobro alto por mi conocimiento. ¿Por qué? Porque así lo deseo.

En mi mente yo digo: “yo quiero cobrar un mínimo de 500 dólares y la gente lo pagará”. Y creo alrededor la estrategia para lograr esas sumas. Si el mercado no paga, varias cosas pueden estar pasando:

– El mercado equivocado (y para esto te mudas a otra parte).

– No estás demostrando valor Piensas que las personas compran coaching, consultoría o servicios (cuando en realidad compran resultados)

– O simplemente no crees que puedas cobrar más

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion