¿Por qué una empresa no quiere estar en las redes?

Facebook

Con la gran ola de las redes sociales es típico que las empresas quieran estar dentro de esta dinámica, pero no es buena idea entrar si no se está preparado, aseguró Octavio Regalado, experto en mercadotecnia, fundador de Intelekia.

“No sólo se trata de configurar las cuentas de Twitter y Facebook, la empresa debe estar convencida del paso que va a dar, porque no hay vuelta atrás”, dijo.

Por lo anterior, plantea 9 razones por las cuales las empresas no deben entrar en las redes:

1. No están dispuestos a humanizar la empresa. Cuando una compañía entra en las redes sociales se debe olvidar de que es un edificio, una maquinaria y un equipo, ahora se convierte en una persona.

2. No tener una estrategia clara. Cuando no hay un plan definido con un enfoque y objetivos en estos nuevos medios, el esfuerzo está destinado al fracaso.

3. El Alto Nivel de la empresa no está convencido. Si los dirigentes no han comprado la idea, difícilmente va a avanzar cualquier esfuerzo. Las redes sociales vienen de arriba para abajo.

4. No piensan renunciar al modelo unidireccional. Sólo quieren mandar mensajes hacia el mercado, pero no están dispuestos a interactuar con sus clientes.

5. No saben hacia dónde enfocar su esfuerzo. Es muy importante definir hacia dónde te vas a enfocar y cómo lo vas a lograr. La idea es encontrar los segmentos con los cuales puede tu compañía conectar a través de estos medios. La audiencia en línea se comporta diferente que el mercado convencional.

6. Se quieren resultados de la noche a la mañana. La compañía debe comprender que esta nueva dinámica es apostarle al mediano y al largo plazo.

7. Les da miedo que hablen o se quejen de su empresa. No están dispuestos a aceptar quejas, críticas, a manejarlas e incluso a capitalizarlas y no contestan o borran los mensajes. Sin embargo, los comentarios van a estar ahí.

8. No darle importancia a quién va a llevar las redes sociales. Es muy común ver en empresas de todo tipo y tamaño que no ponen a personas apropiadas para gestionar las redes sociales, se le asigna la tarea a personas que no necesariamente cumplen con el perfil pero que de alguna u otra manera han estado involucradas con el mundo web o que han tenido acceso al Facebook­ y al Twitter.

9. No involucrar a la organización. Si no se está dispuesto a meter a las redes sociales dentro de los procesos de negocio, los resultados van a ser muy pobres y no se podrá explotar todo su potencial.

Fuente: Elempresario.mx

{fcomment}

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion