La Empresa Familiar y una Propuesta para su Sostenibilidad

empresa_familiar_29_01_2013

El estudio de la empresa familiar se puede considerar como un fenómeno relativamente reciente, aunque es importante reconocer que este tipo de empresas tienen ya mucho tiempo de existencia. El Perú no es ajeno a este fenómeno ya que en nuestro país existen muchas firmas consideradas como empresas familiares (EF), las cuales generan empleos y promueven el desarrollo tanto de los individuos que las dirigen como de sus familias, por ello estas organizaciones son muy importantes dentro del ámbito social y económico del país.

Hoy en día la dirección de empresas es cada vez más especializada y los mercados más dinámicos y exigentes.  Todo ello demanda de la empresa, familiar o no, un manejo adecuado y eficiente de sus recursos para sobrevivir.  Sin embargo, las empresas familiares no sólo tienen que lidiar con los temas de eficiencia y productividad sino que también se busca la preservación de los lazos familiares durante la gestión.  Esto significa que las EF tienen más elementos en consideración que las empresas tradicionales ya que dentro de las primeras aún se albergan en sus planillas a parientes de los fundadores del negocio.

La Empresa Familiar y Sostenibilidad

En la gestión de las EF, el principio de transparencia se convierte en una clave absoluta, ya que la falta de credibilidad puede generar desconfianza y conflictos a nivel familiar que se puede trasladar luego al manejo de la EF.

Dadas las consecuencias que todo esto puede suponer para el futuro de la empresa, se deben incorporar todos aquellos elementos que se orienten a valorar la capacidad y situación financiera del negocio desde una perspectiva objetiva.  De esta manera, el rol de consejeros independientes como pueden ser miembros invitados al directorio, empresas auditoras, empresas consultoras (legales, financieras, etc.) es un elemento que puede ayudar a generar mayor transparencia y neutralidad en el análisis de la gestión.

El rol que deben tener estos consejeros independientes es efectivamente el de analizar si el uso de los activos de la empresa es el adecuado para todos los accionistas o si, por el contrario, estos se están utilizando para beneficio personal de alguno de los accionistas o administradores.

¿Hasta dónde deben llegar las actividades de estos consejeros independientes? Si algún uso irregular fuera identificado, los consejeros no pueden ser los encargados de “impartir justicia” sino que sus actividades deben tener la suficiente libertad dentro de la empresa como para analizar la situación e informar o proponer soluciones.  Sin embargo, las medidas correctivas deben ser tomadas por el resto de los socios pues son ellos los que deben buscar el mejor resultado económico.

Se puede decir entonces que esta estrategia de “apertura” hacia técnicos que no pertenecen al ámbito familiar puede ser considerada como una herramienta de gestión muy importante en las EF. El utilizarla y aprovecharla dará elementos muy importantes para el crecimiento de la empresa armonizando las relaciones familiares que son inherentes en ella.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion