Las buenas ideas no necesariamente son originales

Innovar

Al principio una idea no vale absolutamente nada. El verdadero valor económico de la misma solo se calcula cuando esta se transforma en un producto o servicio viable.

Se estima que de los 160 mil pedidos de registro de patentes que  la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos recibe anualmente, solo el 1% llega al mercado. Lo que hace que muchos analistas y consultores afirmen que las personas tienen creatividad, pero poca capacidad de traducir las ideas en negocios.

Ser un inventor, por lo tanto, no significa tanto. Las personas que consiguen agregar valor a algún producto o servicio generan más valor que el mismo quien lo inventó.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Razón por la cual Matt Reilly, consultor de Accenture, empresa consultora de tecnología que ayuda a los clientes a darle valor agregado a sus ideas y hacerlas viables, aconseja a los emprendedores tres actitudes para ser exitosos innovando.

1. Renueve sin innovar. Ejemplos sobran por todos lados, de hecho el gran éxito de la empresa Apple ha sido mejorar y renovar ideas de otros.

Matt Reilly cita el caso de la empresa Quaker, que sacó a la avena en embalajes individuales y los puso al alcance  de todo el mundo, un producto que antes de eso, solo los caballos consumían.

2. Innove en la participación del mercado. Ofrecer productos conocidos a precios menores, puede ser de gran impacto. Tal es el caso de los vuelos baratos de Southern Airlines, cuando la línea low cost no existían, lo que hizo esta aerolínea causó un gran impacto que se siente hasta ahora.

O el caso de la empresa de tractores John Deere, que bajó el precio de sus productos haciéndolo asequibles a todo el mundo, lo que le llevó a aumentar su participación de mercado.

3. Innove sin inventar. Es común encontrar que innovaciones destacadas vienen de invenciones tecnológicas. Con frecuencia, estas se valen de la tecnología existente. El nespresso de Nestlé combina una máquina de café con cápsulas individuales de sabores. Se trata del viejo expresso, hecho de una nueva manera.

Fuente: Crisis, negocios y dinero

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario