Oficinas: La falta de transparencia en las empresas

Hoy en día, la falta de transparencia es el mejor caldo de cultivo para la rumorología y los chismes, un auténtico virus para la mentalidad start up y uno de los factores más tóxicos que pueden darse en una compañía.

Por ello, los rumores ocupan el lugar que no cubre la información, y la comunicación informal existe y existirá en las organizaciones. Los rumores internos se consideran como la fuente de comunicación de la compañía con más credibilidad, porque en lo que más cree la gente es en lo que se escucha por los pasillos y en lo que sale en la prensa, antes que en los boletines y en la comunicación interna de la empresa.

– Lo primero que debes tener en cuenta es que el estado ideal de “rumor cero” en una organización es prácticamente imposible. Hay maneras de convivir con este problema o minimizar su impacto y consecuencias.

– Puede parecer increíble, pero el rumor bien usado puede llegar a ser incluso beneficioso en términos de comunicación interna, para lanzar o recibir información que no circula por los cauces oficiales, o para aflorar ideas o innovaciones que tampoco seguirían las vías comunes de la compañía.

– Ciertos empleados tienen un liderazgo que no va con su función y responsabilidad. Pueden ser líderes de opinión capaces de impactar en los demás. Es conveniente para tu start up que sepas quiénes son y qué transmiten. Pueden ser una fuerza positiva. Si esos líderes de opinión son constructivos, es bueno involucrarlos sin agobiarlos. Si son negativos, es positivo tenerlos identificados y que estén informados sobre la versión oficial de la empresa.

– Ten en cuenta que la comunicación informal no sigue rutas fijas; es caótica. Al gestionarla, hay determinados nodos a los que llega y donde se multiplica. Debes trabajar con estos nodos, con las personas que tienen trascendencia. Puedes canalizar esta información interna informal hacia elementos como la innovación, o hacia ideas que se generan en el nivel periférico (y poco conocido) de la organización.

– En algunos casos estos rumores se usan como instrumento para dar intensidad a la organización. Lo peor es caer en la laxitud organizacional, y la tensión se puede mantener por los rumores, que se convierten en una forma de incrementar la intensidad del trabajo

– Incluso se pueden usar para determinar qué candidatos pueden resultar adecuados para un puesto determinado. Es algo así como lanzar globos sonda para pulsar la reacción de la compañía ante uno u otro candidato.

Fuente: Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion