El curioso regalo que te invita a leer

book-librimundi

¿Cuántos libros lees al año? Esta fue la pregunta que se hizo la compañía ecuatoriana Librimundi, al percatarse que la cifra de lectores de libros físicos está prácticamente por los suelos. Es que el panorama no es nada alentador: en los países sudamericanos, se calcula que las personas apenas pueden terminar de leer un solo libro durante todo un año.

No es que la gente haya dejado de leer. Únicamente, ocurre que la gente está leyendo otras cosas y en otros formatos. La lectura corta y digital se impone. En los tiempos actuales, los lectores de libros físicos han dejado su lugar a los lectores de Facebook, Twitter, WhatsApp, los boletines informativos digitales y otras cosas por el estilo. ¿La moraleja? Mientras más pequeño sea el texto, mayor probabilidad de ser leído.

LA PROPUESTA DE LIBRIMUNDI

Book es la arriesgada propuesta de Librimundi. Es un producto con un empaque que hace recordar a los que tienen los dispositivos móviles o los iPad. Pero, hay un mensaje claro en su cubierta que nos demuestra que no todo lo que brilla es oro: “Este dispositivo no cuenta con conexión a Internet, ni a WiFi ni a Bluetooth”. ¿Interesante, no? Entonces, ¿para qué sirve?

Si abres el empaque del Book te llevarás una gran sorpresa. Dentro no encontrarás ningún dispositivo electrónico, sólo un pequeño cuento que narra la experiencia del hombre actual, absorbido por la tecnología durante cada día de su vida, y un par de cupones para ser canjeados en cualquier librería por libros como los que leían nuestros abuelos, es decir, de papel y tinta.

El Book no está pensado para la autocomplacencia. Está pensado para ser ofrecido como un regalo. Su motivación es invitar a nuestros familiares, compañeros y amigos a disfrutar con nosotros del placer de leer. Pero, no cualquier tipo de lectura. Hablamos de los viejos libros, aquellos que hacían volar nuestra imaginación y no sólo nos entretenían, sino también nos enriquecían culturalmente.

EL REGALO MÁS INESPERADO

¿Cómo invitar a leer a los que nunca o casi nunca lo hacen? Esa era la difícil disyuntiva que atravesaron los creativos de Librimundi. Leer es toda una costumbre, y como tal es difícil de instaurar en la mente del público en general. Así que partieron de lo más básico. Aunque suene paradójico, la promoción del Book no se hizo a través de conferencias dictadas por intelectuales o por los medios de comunicación tradicionales. No, nada de eso. La promoción partió desde las redes sociales.

Este singular regalo ha tenido un impacto inusitado. El crecimiento de las ventas del Book es cada vez mayor con el paso de los años. Y, según relata Francisco Dalmau, gerente de Librimundi, no hay nada más alentador que ver, gracias a su campaña, a niños y adolescentes con libros en sus manos, tal y como era costumbre observar décadas atrás. Leer se convierte en todo un placer.

LA PUESTA EN MARCHA

El Book se puede encontrar en las librerías de Librimundi, aunque esta cadena sólo cuenta con 18 locales en el país del norte. La intención es que el placer de leer se expanda a otros países, y la mejor herramienta es aquella que tratan de combatir: las redes sociales. Así, cuando uno pasea por los pasillos de una de sus librerías, puede chocar accidentalmente con uno de estos empaques que nos hacen recordar a los de las tablets: es ahí cuando te percatas que te has encontrado con el mejor regalo del mundo, el Book.

Una propuesta que vale la pena imitar en países como el nuestro, en donde el leer es cada vez más extraño entre los jóvenes. ¿Algún emprendedor, una editorial o una librería estará interesada en hacerlo?

Vía: lacriaturacreativa.com / revistalideres.ec

Foto: lacriaturacreativa.com

Deja un comentario