Cuidado con las fuentes de alimentación de los equipos

Es algo que se repite cada año, pero que tenemos que ser cautelosos si no queremos tener problemas a la hora de volver tras un fin de semana o un puente como el que se avecina(vacaciones) y encontrarnos que no podemos encender los equipos.

El motivo puede ser una tormenta, pico de tensión y la fuente de alimentación del equipo muerta. Y esto en el mejor de los casos, porque podemos encontrarnos con el equipo literalmente frito.

Existen medidas de protección, como los SAI (es un sistema que sirve para alimentar uno o varios equipos, en el caso de que se produzca un fallo de corriente), pero muchas empresas, sobre todo las Pymes carecen de ellos, o no para todos los sistemas. En este caso lo mejor es dejar los equipos desconectados de la corriente eléctrica cuando salimos de la oficina, nos vamos de fin de semana, puente o simplemente vemos amenaza de lluvia.

Claro que el impacto de una tormenta con gran aparato eléctrico dependerá mucho del estado de nuestra instalación. Si tenemos una buena instalación eléctrica absorberá mejor los picos de tensión, pero aún así es posible que afecten a nuestros equipos. Lo cierto es que las tomas de corriente estabilizada que vayan conectadas a la unidad UPS son la única solución para tener tranquilidad.

De todas formas no está demás tener una fuente de alimentación extra por la oficina, ya sea de un equipo que retiramos y nos puede solucionar el problema mientras conseguimos una de repuesto. También aquí influyen las características de nuestros equipos. Si tenemos equipos de sobremesa, de tipo semitorre o torre, con cajas amplias será más sencillo encontrar fuentes, pero si tenemos de tipo compacto, muchas veces no encontramos la fuente adecuada para el tamaño del equipo y podemos tardar un poco más en recuperar la normalidad.

Vía: Tecnología Pyme

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion