Dar mantenimiento a los cables de red en las empresas

Una de las cuestiones que se mantienen a lo largo del tiempo son los cables de red que van desde los equipos hasta las tomas de la pared. Y tenemos que considerar renovar los latiguillos de red de los equipos para que no sean un cuello de botella en la red. 

Y lo cierto es que que cableado influye de forma decisiva en el rendimiento de nuestra red. El cableado interno es más complicado de renovar y tenemos menos margen de maniobra. Pero las terminaciones, que van desde el equipo a la toma de pared es mucho más sencillo. Pero en ocasiones nuestra empresa cambia de ubicación, o renovamos las instalaciones, y sin embargo estas terminaciones de red se mantienen en los equipos como si estuviesen soldadas a los mismos.

A la hora de crearlos sólo tendremos que tener en cuenta la distancia máxima que puede tener el cableado de red, no superior a 100 metros entre dispositivo de comunicación y nuestro equipo. Podremos elegir entre cables ya hechos, que vienen certificados, por lo general o realizarlos nosotros mismos. El problema suele ser la medida que necesitamos, si se sale del estándar establecido.

La otra opción es fabricarlos nosotros mismos, aunque muchas empresas no compran una caja de cable, que suele venir en cajas de 300 metros como medida estándar, lo que es muy caro si no tenemos previsto hacer un uso de este cable para algo más que las terminaciones de los equipos a la pared. Por eso en muchos casos acaban por heredar el cable del equipo predecesor.

Tendremos que observar si el cable es antiguo o se encuentra deteriorado si observamos problemas o retardos en la red de nuestra empresa. Si los cables están en buen estado, por lo general los problemas suelen venir por terminaciones deterioradas de estos cables de manera que realizando una nueva terminación para el cable. Es una cuestión sencilla de utilizar y a la que no se presta en muchas ocasiones la atención adecuada.

Vía: Tecnología Pyme

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion