El multimillonario negocio de los videojuegos

La clave del éxito de estos videojuegos está en su aditivo formato y en el talento de los desarrolladores.

Pokemon Go

En menos de mes, Pokémon Go, la aplicación de realidad aumentada desarrollada por Niantic que ha revolucionado el sector del ocio electrónico, ha recaudado 182 millones de euros,.

Así lo señala un informe de la firma de análisis de aplicaciones Sensor Tower. La verdad es que nunca antes un juego móvil había generado tales cifras de ingresos millonarias.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Para dar un ejemplo, las compras dentro de Pokémon Go doblan las de Clash Royale, el último lanzamiento del estudio finlandés Supercell, que facturó 71 millones de dólares en sus primeros 30 días en las tiendas de aplicaciones, y son cuatro veces superiores a las de Candy Crash.

Se calcula que las cifras llegarán a los 2,700 millones de ingresos anuales que podría generar la app en los próximos años. Lo cierto es que esto es sólo un ejemplo más del potencial del sector del videojuego.  Solo el 2015, esta industria movió 80,162 millones de euros en todo el mundo, más que la del cine y la música juntas, y sus perspectivas pueden mejorar debido a la cada vez mayor penetración de los teléfonos inteligentes.

Te puede interesar: Cómo puedes ganar dinero con Pokémon Go

Modelo ‘Freemium’

La clave del éxito de estos videojuegos es por el talento de los desarrolladores para empujar a los usuarios a realizar compras dentro de la aplicación. Así, los que quieran avanzar más rápido, obteniendo más caramelos para evolucionar a sus Pokémon o más elixir para entrenar a sus tropas, tendrán que pasar por caja.

Este modelo de juego freemium, mitad gratuito-mitad de pago, es por el que han apostado casi todos los juegos móviles de éxito. En Candy Crush, por ejemplo, cuando el usuario pierde tiene que esperar un tiempo antes de poder reiniciar la partida, a menos que decida pagar unos pocos euros para acelerar el proceso.

Es precisamente esta aparente facilidad de ganar dinero sumado a la capacidad para generar audiencias, es lo que ha empujado a los gigantes del sector a sacar la chequera para hacerse con las empresas más prometedoras.

Por ejemplo, en el 2014, Microsoft desembolsó 1.935 millones de euros para controlar el estudio sueco Mojang, creador de Minecraft, que desde su lanzamiento copa las listas de juegos más vendidos, tanto en iOS y Android como en PC.

También a fines del 2015, Activision, responsable de títulos como Call of Duty y World of Warcraft, sacó la chequera para hacerse con King, el estudio creador de Candy Crush, por el que desembolsó 5,355 millones de euros.

Y casi 2,350 millones más pagó el pasado mes de junio la tecnológica china Tencent, dueña de WeChat, la app de mensajería más popular de Asia, por Supercell, en la mayor operación de la historia de la industria del videojuego.

Por su parte, Tencent, el gigante chino de la tecnología y propietario de WeChat, la app de mensajería más popular de Asia, desembolsó el pasado mes de junio casi 7,700 millones de euros por Supercell. El estudio finlandés es el responsable de algunos de los juegos móviles de más éxito de la historia como Clash of Clans o Clash Royale.

Vía: Diario Expansión de España
Foto: elpais.com.co

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P