La duda entre filtrar o no filtrar el tráfico de Internet en la empresa

La duda entre filtrar o no filtrar el tráfico de Internet en la empresaEl filtrar o no filtrar el trafico de Internet en la empresa puede llegar a influir de forma positiva en la productividad de tus empleados. Ellos navegan por la web en lugar de hacer su trabajo puede parecer una pérdida absoluta de tiempo y dinero para la empresa.

Por eso, esto a menudo conduce a la tentación de bloquear el acceso de los empleados a Internet con lo cual no tienen más remedio que apretarse el cinturón y volver al trabajo.Si los trabajadores pueden utilizar el acceso Web y el teléfono, para hacer frente a las pequeñas cosas de su vida personal que siempre parecen surgir durante el día, también tienen más libertad para concentrarse en sus puestos de trabajo en lugar de problemas personales.

Por otra parte esta el problema de la tecnología. Cuesta dinero instalar el software de bloqueo y de servicios, y no sirve de mucho a menos que tomes el tiempo para leer todo su funcionamiento y luego actuar en consecuencia. A nadie le gusta ser micro-administrado o sentir que su jefe no confía en él. Los empleados que creen que su jefe está adoptando un enfoque con el uso de Internet pueden sufrir de baja moral y disminución de la satisfacción y productividad en el trabajo.

Muchos trabajadores tienen válidas, razones relacionadas con el trabajo para navegar por la Web. Por supuesto, eso no significa que debas dejar que tus empleados ejecuten por ejemplo “Angry Birds” en todo Internet. Las pymes inteligentes deben adoptar un enfoque reactivo.

Por lo general, se comienza con una política de uso de Internet. La política típica permite que se pueda navegar por la red, para contenido personal de correo electrónico, redes sociales, y compras, pero deben quedar fuera la pornografía, los sitios de apuestas, y de otro tipo inadecuado. Estos sitios pueden ser activamente bloqueados. La política también debe advertir a los empleados que su uso de Internet puede ser monitorizado. Eso en sí mismo es a menudo suficiente para disuadir de un mal uso.

Pero a menos que haya algún tipo de caso grave, la mayoría de las pymes no se molestan en vigilar activamente a la navegación de sus empleados. La capacidad de tomar ese tipo de trato personal es uno de los beneficios de tener una pyme, una organización más flexible. Sería una pena desperdiciar esa flexibilidad en favor de reglas rígidas y prohibiciones a la navegación en la Web que pueden hacer más daño que bien.

Fuente: Tecnología Pyme

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.