Mejorar la seguridad y rendimiento de nuestra red Wi-Fi: 5 claves

Mejorar la seguridad y rendimiento de nuestra red Wi-Fi: 5 clavesLas redes Wi-Fi son cada vez más populares y podemos conseguirlas en casi cualquier lugar. Podemos disfrutarlas en las oficinas, en restaurantes, centros comerciales, etc, pero cada vez es más común disponer de conexiones inalámbricas en casa, nos facilitan la tarea de conectar múltiples dispositivos sin necesidad de cables y configuraciones.

Hoy en día, un router inalámbrico para proveer conexión Wi-Fi, resulta económico y fácil de conseguir e instalar, sin embargo hay algunas cosas que debemos tener en cuenta para sacarle el mayor provecho a la conexión y evitar a los intrusos, también conocidos como vecinos que roban Internet.

1. Ubicación del Router: El sitio donde conectamos el router puede parecer algo trivial, sin embargo, de su ubicación dependerá que aprovechemos al máximo su alcance y potencia. El router debería situarse en un punto central de la casa, ya que la mayoría de las antenas propagan su señal en todas las direcciones. Al ubicar el router en el centro aprovecharemos el alcance que tiene en cualquiera de los extremos de la casa.

2. Evitar interferencias: Los routers emiten su señal a través de ondas usando una frecuencia de 2.4 GHz, de la misma manera que lo hacen muchos otros artefactos del hogar, como por ejemplo, teléfonos inalámbricos, hornos microondas, monitores de bebe, radio transmisores y muchos otros.Para controlar un poco esta situación debemos ubicar el router lo más lejos posible de estos aparatos.

3. Usar dispositivos de la misma marca: Se recomienda comprar los dispositivos de red tales como: repetidores, adaptadores inalámbricos USB, antenas y tarjetas de red, de la misma marca del fabricante del router, esto garantiza mayor confiabilidad. Sin embargo, la mayoría de marcas opera perfectamente con dispositivos de otros fabricantes, por lo que esto no debería ser una gran preocupación; pero si puede ser un consejo a tener en cuenta.

4. Asegurar nuestra red: Proteger la red con una contraseña es el paso más importante para evitar que los vecinos se aprovechen de nuestra conexión. La contraseña de nuestra red (como cualquier otra contraseña) debe ser fácil de recordar para nosotros, pero difícil de adivinar para los demás. Los routers, además de contraseña nos permiten elegir distintos métodos de encriptación, siendo los más recomendados WPA y WPA2, aunque existen otras opciones, estos son lo suficientemente fuertes.

5. Actualizar el Firmware y los controladores: Es una cuestión delicada que debemos llevar a cabo solo si es estrictamente necesario y estamos seguros de que la actualización que aplicaremos corregirá el problema que estamos enfrentando. Realizar una actualización del Firmware del router es una tarea simple, pero si se hace de manera incorrecta se puede dejar el equipo totalmente inservible, por lo que es recomendable asegurarse de tener la versión correcta del software para el dispositivo que vayamos a actualizar.

Fuente: Bitelia

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion