Pecados capitales de las pymes con la tecnología

Pecados capitales de las pymes con la tecnologíaA veces la relación de la empresa con la tecnología no es todo lo buena que esperamos. La tecnología por si misma no resolverá todos los problemas de la empresa, no cambiará su manera de trabajar. Los hábitos que están implantados en la cultura empresarial son complicados cambiar.

Por ello, vamos a comenzar nuestro repaso y ver los principales errores o pecados que comete la empresa con la adopción tecnológica de alguno de sus productos.

– La lujuria o el aparentar por aparentar. Ahora se ve menos o se ha desplazado al mundo de los móviles. Muchas empresas adoptan tecnologías como escaparate o sólo por imagen. De esta forma se acaba por dar un iPhone 4S a un comercial que sólo lo utiliza para consultar el correo electrónico.

– La gula que nos lleva a no estructurar las compras. Esto era una práctica más común en las épocas de bonanza, donde las empresas en aras de unas expectativas de crecimiento desmesuradas adquiría equipos que luego no tenían salida, cuando se utilizaban ya estaban obsoletos o a lo peor no llegaban a hacerlo nunca.

– La avaricia que hacía a los departamentos de IT demandar más y más recursos en aras de implantar nuevas aplicaciones, nuevos sistemas, y nuevos equipos que a la hora de la verdad no llegaban a amortizarse puesto que la mejora en productiva que representaban era mínima.

– La pereza que traducida a nuestro ámbito tecnológico siempre se ha utilizado el lema de si funciona no lo toques, lo que al final acaba por hacer que sistemas obsoletos, improductivos sigan funcionando y lo que es peor, condicionando determinadas decisiones a la hora de renovar o cambiar equipos porque funcionan bien.

– La ira que vemos cuando algo no funciona como esperamos. Y esto en tecnología ocurre a veces. La copia de seguridad que hemos estado realizando durante todo el año y cuando vamos a recuperar un archivo no nos funciona.

– La envidia lo que provoca que se implanten soluciones, se creen páginas web como los que tiene la competencia sin tener en cuenta por qué ellos decidieron adoptarlas o simplemente sin considerar que somos empresas distintas.

– La soberbia que en este caso nos lleva a pensar que la tecnología, los recursos que hemos dedicado a nuestra web, nuestras campañas de marketing digital, nuestra tienda online, por ejemplo, nos van a traer los clientes, que gastarán su dinero.

Fuente: Tecnología Pyme

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion