Realidades sobre la nube en las empresas

Realidades sobre la nube en las empresasHoy en día, el cloud computing, a pesar de las reticencias de algunas empresas, principalmente basadas en problemas de falta de seguridad, y no porque nieguen sus indudables ventajas, ha llegado y promete reinar en los próximos años en el ámbito de las TIC.

De hecho, no hay compañía fabricante de software que no haya asumido el reto y no ofrezca ya a sus clientes soluciones a través de la nube, pues es de todos aceptado que ahorra costes y mejora la productividad. Ahora bien, existe un problema, y este ya no es si es adecuado o no externalizar los activos de una compañía.

Ese debate concreto ya ha sido superado, pues las exigencias de movilidad de hoy día han obligado a aceptar plenamente que los protocolos de trabajo no pueden ser estáticos. Por tanto, la verdadera cuestión actualmente estriba en cómo poner el cascabel al gato e implementar adecuadamente la nube dentro de las estructuras corporativas.

En efecto, todo, absolutamente todo, está transformándose a través de un renovador proceso virtualizador: desde el data center hasta el almacenamiento, pasando por el puesto de trabajo. Y es en estos momentos de transición (desde la teoría a la práctica) cuando los verdaderos desafíos están comenzando a emerger desde el ámbito de la seguridad. Efectivamente, la nube no está (todo lo contrario) libre de problemas, y ahora y en el futuro va a presentar importantes peligros de privacidad, protección de datos y otros muchos posibles abusos.

Aún así, no podemos desaprovechar tontamente las increíbles ventajas que la nube puede aportar a cualquier negocio sólo por miedo a posibles ataques o pérdidas. Todo lo contrario, debemos ganar la partida a los hackers y planificar adecuadamente nuestra jugada: desde la elección del hardware hasta qué tipo de equipamiento vamos a llevar a la nube; cómo y dónde va a ser alojado, qué servicios albergará o, incluso, cómo implementaremos nuestro sistema DRS.

Todo ello, naturalmente, sin olvidar la implementación, paso tan fundamental como una adecuada elección en la hora de la adquisición. Detalles como la seguridad no sólo física, sino la lógica o la del propio equipo que se va a encargar de virtualizar el sistema son verdaderamente fundamentales.

Fuente: Muycomputerpro

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion