Hoy todos pueden publicar su propio libro, ¿ya tienes el tuyo?

escribir-libro

No me digas que nunca te ha picado el bichito de escribir. Es uno de los sueños mejor guardados de todo profesional: tener tu propio libro. El problema es que no eres un Vargas Llosa ni un Bryce. Sabes que tus libros no se venderían fácilmente en cualquier librería limeña, al fin y al cabo, ¿quién te conoce? Y aún escribas un libro de amplios conocimientos de tu especialidad (no relativos a la literatura de ficción), la posibilidad de éxito es poca o simplemente nula. Pero, ¿sabes qué? Existen otras opciones.

ESCRIBIR YA NO ES PRIVILEGIO DE UNOS CUANTOS

Por si no lo sabías, mientras el mercado de los libros físicos está cayendo considerablemente (y más aún en el Perú), el de los libros virtuales está en pleno crecimiento. Sin embargo, esto no significa que te vas a hacer millonario con un libro virtual que hable sobre tu experiencia en el rubro textil. Para nada. O por lo menos, es muy complicado. No veas el libro como un vehículo para conseguir más dinero, míralo como una forma de hacer crecer tu marca personal.

Quien sabe mucho sobre marca personal y emprendimiento es el conocido escritor Guy Kawasaki. Él, al igual que otros tantos expertos en materias específicas, ha dejado de lado las editoriales y optado por ser propio editor y lanzar sus publicaciones de manera virtual. ¿Qué nos aconseja para obtener éxito con un libro virtual?

  1. DESCUBRE TUS MOTIVACIONES: Ya te lo había comentado, no escribas para ganar dinero. Y es más, que no te importe cuántos te lean. Lo importante es que esas pocas personas que te lean, aprendan y se enriquezcan con lo poco o mucho que sabes sobre una determinada materia.
  2. APRENDE SOBRE LAS HERRAMIENTAS DE EDICIÓN: Lo básico. ¿Qué necesitas para escribir? Una computadora con Microsoft Word. ¿Qué más? Si lo vas a publicar en Amazon o páginas similares, tendrás que maquetarlo, para ello puedes usar Adobe InDesign. Otras herramientas útiles son el Evernote (para tener notas precisas a la mano) y el Dropbox (tecnología de la nube a la ayuda del escritor).
  3. EL LIBRO LO CONSTRUYEN VARIOS: No guardes tus avances hasta el final. Si tu materia es muy específica, entrega tus avances a un colega o a tu propio jefe, para que vean en que puntos estás fallando o qué puedes mejorar. Kawasaki pone su caso de ejemplo. Muchas de sus obras han sido compartidas vía redes sociales para que otros expertos y algunos lectores brinden sus aportes, y así mejorar el resultado final.
  4. SIEMPRE SE NECESITA UN EDITOR: Nadie es un experto de la lengua. Así que si dispones de los medios necesarios, contrata a un editor al terminar el libro. Te quedarás sorprendido con la cantidad de errores ortográficos, gramaticales y sintácticos que éste puede descubrir.
  5. Y TAMBIÉN UN DISEÑADOR: Aunque algunos lo consideren como algo accesorio, tener una portada llamativa para un libro virtual puede acrecentar el número de lectores. Un diseñador te puede ayudar en esa tarea.

LAS VENTAJAS DE ESCRIBIR UN LIBRO VIRTUAL

Tal como lo demuestra el especialista francés Franck Scipion, ya no resulta rentable escribir un libro físico. No sólo porque te corres el riesgo de que nadie te compre, sino también por la gran tajada que se llevan las editoriales por las unidades vendidas. Y eso sin contar que cada vez la gente recurre más al Internet para acceder al conocimiento.

Ocurre lo contrario con los libros virtuales. Puedes venderlo al precio que quieras, o simplemente entregarlo gratuitamente a tus lectores. Amazon te cobra una comisión por ventas mucho menor que cualquier editorial, por ejemplo. Y sobre todo, tienes una ventana más grande para llegar al público. Ya no compites contra best sellers de todo el mundo, la gente entra a Internet por información específica y tú se la puedes dar. ¿Te atreves?

Vía: lifestylealcuadrado.com / emprendedoresnews.com

Foto: actualidadeditorial.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion