4 cosas básicas sobre la protección de contraseñas

En las calles hay criminales, y a su manera, también los hay en internet. Si dejamos la llave de la casa en la calle nos exponemos a que alguien entre en nuestro hogar y nos hurte. Algo similar pasa si le damos a conocer a alguien nuestra contraseña, o incluso si la descubren.

Aquí presentamos 4 puntos básicos para tener nuestras contraseñas a salvo:

1) Usa una contraseña por cada sitio. Para proteger tu identidad online, esto es lo mejor que puedes hacer. Es muy simple: si tu contraseña cae en malas manos, solamente un sitio estará expuesto. En cambio si usas esa contraseña en todos los sitios, entonces todos los sitios estarán expuestos.

2) Usa contraseñas difíciles. Tan difíciles que incluso lleven varias letras mayúsculas y minúsculas, varios números e incluso signos (#$%&, etc.) si el sitio web lo permite. Aquí hay un sitio generador de contraseñas (está en inglés).

3) ¿Dónde “esconder” mis contraseñas? Si usas varias, puede que no las recuerdes a todas y necesites tenerlas anotadas. Hay dos lugares en donde anotarlas: en nuestra computadora o en una hoja de verdad. Si usas la computadora, deberán ser archivos protegidos, nada de usar un simple archivo de texto o un documento de Word ya que incluso mediante un virus alguien se puede meter en estos archivos y tendrás que despedirte de un par de cuentas. Al usar un archivo protegido, solamente tienes que memorizar la contraseña de ese archivo. Como decía, la otra forma es usar un hoja de papel, pero hay que mantenerla muy bien escondida (una caja fuerte es ideal). Piensa en la hojita como si fuera un cheque de un millón de dólares que debes mantener en tu casa y que tienes que cobrar el año que viene.

4) No guardes contraseñas en tu navegador. Varios navegadores de internet como Mozilla Firefox y Google Chrome nos dan la posibilidad de almacenar contraseñas de sitios web cuando empiezas a usarlos y así no tener que ingresarla de nuevo. Te lamentarás si tu máquina es robada o usada por alguien que no quieres que la use.

Fuente: Itsepresso.es

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion