Chrome invade Latinoamérica

Hace no más de una década el navegador que usabas no era un asunto de relevancia; la mayoría de las personas asociaban internet inmediatamente a la letra e azul de Internet Explorer, el software de Microsoft que dominaba con tranquilidad aquel mercado, y tan sólo los más experimentados en tecnología se atrevían con opciones como Netscape u Opera.

Sin embargo, la supremacía de Internet Explorer (IE) ha sido difícil de vencer. Después de todo, el navegador se volvió prácticamente un ícono, y estar instalado por defecto en la gran mayoría de los computadores que se venden es algo que lo ayuda bastante.

Pero los más recientes informes de StatCounter, una de las principales empresas de estadística de internet en tiempo real, muestran cómo este reinado está cada vez más inestable, llegando incluso a ser totalmente derrocado en algunos países. ¿Quién es el principal responsable de este fenómeno? Aparentemente, y según indican las cifras, la culpa es de Google Chrome, que ha experimentado un explosivo crecimiento en apenas dos años de existencia.

Vemos en países de Latinoamérica que son elevadas las posibilidades de que Chrome termine por liderar en un futuro no lejano. Por ejemplo, en Chile y Uruguay el navegador ya está en el primer lugar de las tablas, con 41,08% y 37,98%, respectivamente. Mientras que en Argentina y Colombia se encuentra a unos 3 puntos porcentuales de convertirse en el líder. Sin embargo, Firefox tampoco se aleja tanto de la punta. En Paraguay, el navegador del zorro de fuego supera con 38,54% al 31,48% de IE y al 28,76% de GC, mientras que en el resto de los países se mantiene siempre a pocos puntos del segundo lugar.

¿Por qué razón América Latina está adoptando Chrome a un ritmo mayor que otras locaciones? Según Ricardo Blanco, gerente de Comunicaciones de Producto en Google para Latinoamérica, “es la región la que muestra un mayor crecimiento en cuanto a usuarios de internet y un incremento en la adopción de plataformas que muestran innovación y apertura a través de la velocidad, sencillez de uso y seguridad. Chrome claramente se enfoca en satisfacer estas necesidades”. El ejecutivo agrega también que, al ser de código abierto, Chrome permite que los usuarios, incluidos los latinoamericanos, programen sus propias aplicaciones y utilidades para el navegador, lo que extiende su influencia.

Vía: América Economía

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion