¿Cómo puedo Rentabilizar mi Blog?

Cuando las personas terminan de crear su blog se realizan la pregunta: ¿Cómo puedo sacar provecho a mi blog?. En este tema no existe la fórmula unica del éxito y lo que ha funcionado para uno puede no funcionar en lo absoluto para otros, o viceversa. Hoy los blogs se han centrado en intentar conseguir ingresos por medio de los sistemas PPC (Pago Por Click), siendo Google Adsense el más utilizado y confiable.

Es muy poco probable que sean muchos quienes puedan decir que viven gracias a Adsense. La verdad es que nuestra experiencia ha sido extraña al respecto. Cuando yo llevaba la AIWH (Asociación Internacional de Webmasters Hispanos) teníamos Adsense para apoyar los ingresos del portal Web de la organización, y generábamos en promedio unos 800 dólares mensuales que nos servían para pagar los gastos de servidor, dominio, y compra de software para pruebas y recomendaciones.

No era una institución de lucro, así que con esos ingresos estaba bien. Sin embargo con este mismo blog no hemos generado un solo centavo de ingresos por concepto publicitario por medio de PPC, a pesar de tener los avisos Adsense mostrándose en cada una de sus páginas.

Hemos tenido que cambiar la modalidad y la búsqueda de financiamiento de apoyo, que aunque sea marginal, nos ayuda a mantener el sitio en funcionamiento día a día. Optamos por vender espacios publicitarios, y corresponden a los avisos que se ven en diferentes posiciones de cada página del blog.

No sabemos qué fue lo que sucedió con Adsense ¿Es sólo nuestra realidad o es un mal generalizado? No se trata de que Google no pague, sino que simplemente los usuarios NO hacen click sobre los avisos y por lo tanto no hay ingresos por ese sistema.

Un Blog solamente puede ser rentable en teoría por medio de la publicación de publicidad en sus páginas, no es bien visto que un blog sea utilizado para vender productos en forma directa a menos que se trate de un blog de una marca.

Pero también se pueden utilizar algunas técnicas para salvar este problema, como por ejemplo centrarse en un tema muy específico y publicar solamente posts relacionados con ello.

Por ejemplo, un blog que habla de tecnología y que analiza a diario los nuevos equipos que van apareciendo en el mercado, sus ventajas y desventajas, su usabilidad, etc., puede ser un buen lugar para que algunas marcas se interesen en aparecer con sus banners, o comprar menciones positivas de sus productos.

Mientras más visitantes tenga ese blog, mayores serán las posibilidades de obtener este tipo de avisadores que sin duda estarán dispuestos a pagar bien por un buen espacio en un blog que atiende a su público objetivo.

No es fácil rentabilizar un blog, y el público se vuelve cada vez más apático respecto de clickear publicidad. Es difícil para la mayoría comprender el tiempo invertido tras las palabras publicadas en cualquier blog (bueno o malo) y los esfuerzos realizados para posicionarlo, promocionarlo y convertirlo en un referente válido para un tema… pasa mucho tiempo para conseguir esos objetivos y la gran mayoría de las veces no rinde absolutamente ningún fruto.

Pero el problema no está en el público que no ayuda visitando la publicidad, sino directamente en quien mantiene el blog, que no desarrolló un modelo de negocios para su blog antes de comenzar. Y esto a veces tampoco es un problema, dado que muchos de nosotros lo hacemos en forma romántica.

No buscamos financiamiento ni ingresos, sino una forma de apoyar al resto de la comunidad interesados en lo que tenemos para decir, o traspasar nuestras experiencias compartiendo las de los demás también.

Eso es en teoría un blog, y puede que a veces nos reporte ingresos, como puede que casi siempre debamos continuar con nuestro emprendimiento “romántico” financiando los costos involucrados e invirtiendo el tiempo de dedicación, casi diaria.

Cualquier blogger debe analizar qué es lo que busca con su blog: Traspasar información sin costo a los visitantes para que puedan nutrirse con lo que tiene que decir, sin esperar nada a cambio, o simplemente generar ingresos. Ambos modelos son válidos y están vigentes hoy.

Si la intención de un blogger es vivir de lo que su blog le reportará, y ve que no está dando resultados, debe cerrar ese blog y comenzar con uno nuevo, hasta alcanzar la fórmula que le permita recibir las visitas necesarias que le permitan vender espacios publicitarios.

Si lo que busca es mantener un blog por el romanticismo de apoyar a la comunidad que comulga con sus intereses, sólo debe dedicarse a publicar sus opiniones y razonamientos, continuar adelante. Quién sabe, puede que llegue el día en que se convierta en una herramienta de ingresos.

Fuente: Articulo.org

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.