La batalla de la mensajería instantánea

La batalla de la mensajería instantáneaEn la actualidad, la forma de comunicarnos ha cambiado en los últimos años, si bien las llamadas de voz siguen siendo el medio más utilizado, muchos de nosotros preferimos utilizar los servicios de mensajería instantánea surgidos alentados por el auge de la tecnología móvil y sus aplicaciones.

Con esta consideración previa podemos entonces acercarnos a hablar de los tres servicios de mensajería instantánea. Obviamente estos tres no son los únicos existentes ni los primeros, pero sí son los que más atención mediática están obteniendo.

– Whatsapp: Quizás el servicio que ha encabezado la revolución de los sistemas de mensajería de texto. Creado con la convicción de que los usuarios querrían enviar mensajes de texto inmediato sin pagar por ello más que por la conexión de datos de su móvil, Whatsapp ha ido llenando poco a poco las pantallas de los smartphones de todo el mundo, hasta el punto de que hoy día muchos de nosotros no concebiríamos la relación con nuestros amigos sin su empleo. Probablemente su sencillez de uso, su buen funcionamiento sin sufrir apenas fallos de sistema y su rapidez a la hora de gestionar los mensajes. La búsqueda de nuevos contactos con la aplicación instalada es automática gracias a su procedimiento de ingreso, por lo que a diario veremos cómo nuevos contactos telefónicos de nuestra agenda se unen a la herramienta. Por supuesto el concepto de mensajes grupales también es una función ganadora en esta aplicación, pues permite intercambiar información entre grupos grandes de hasta 10 miembros, grupos que por otra parte pueden ser configurados a nuestro gusto en lo que se refiere a notificaciones y sonidos. Aunque sin duda lo que ha hecho de Whatsapp el sistema más popular de los actuales ha sido el hecho de construirse como un servicio multiplataforma presente en la mayoría de los ecosistemas móviles actuales

– Facebook Messenger: Presentado para iOS y Android en agosto de este mismo año, Facebook Messenger es la apuesta de la conocida red social en este campo. Esto no quiere decir que su desarrollo sea completamente novato, en realidad Facebook compró la startup Beluga hace unos meses para construir sobre ella esta utilidad. La gran ventaja que tiene Facebook con su apuesta es la enorme base de usuarios que ya posee pues se integra totalmente con el servicio de chat propio del sitio web. Gracias a ello con solo ingresar mediante nuestra cuenta en la comunidad ya tendremos acceso a muchos contactos familiares o amigos. A pesar de ello, se nota a las claras que su aventura en el campo de la mensajería instantánea está empezando pues los grupos no existen, sino que han sido sustituidos por conversaciones grupales puntuales. Tampoco hay forma de saber si la persona está conectada o no, pues no se hace distinción entre conexión móvil o de escritorio. En esto no se diferencia de Whatsapp, pero aquella, al ser exclusivamente móvil, no da lugar a confusión, sabiendo que la persona habrá recibido el mensaje al instante casi con toda seguridad.

– iMessage: Es el servicio de mensajería instantánea iniciado por Apple con la llegada de iOS 5, y como todo lo que sale de la manzana responde a su filosofía de poner las cosas fáciles al usuario aunque eso muchas veces implica menos campos de aplicación. En este caso iMessage es un sistema que funciona porque sí, de modo automático con cualquier dispositivo iOS. Y además pasa desapercibido porque se integra en su totalidad con la aplicación de Mensajes nativa del sistema, aquella empleada para enviar SMS o MMS. Lo que sucede es que cuando el dispositivo emisor detecta que el receptor es un iPhone, iPad o iPod touch con iOS 5 entonces el envío no se realiza sobre la red convencional de telefonía sino sobre la red de datos, por lo que no se cobra al usuario por mensaje enviado. La forma de saber si estamos enviando un mensaje inteligente o uno tradicional es el color, verde si es normal y azul si es inteligente. Obviamente como decíamos este sistema es el más sencillo de los tres pero también el más cerrado. Es verdad que permite algo que Whatsapp no, que dispositivos sin SIM puedan servir como receptores o emisores de la información de texto, pero más allá de esta consideración, su uso se circunscribe a productos de la manzana, por lo que otros muchos se quedan fuera de esta utilidad obligando al usuario a tener diversos métodos de mensajería instalados en función de la marca de móvil de amigos y familiares.

Fuente: Bitelia

Deja un comentario