Los 4 errores más comunes en una tienda online

W

En los últimos años se ha venido intensificando el comercio por internet, tan es así que muchos negocios disponen de una tienda virtual a fin de mostrar su cartera de productos y facilitar la venta de éstos por medio de la web, todo lo cual contribuye a la fidelización del cliente. En el Perú, si bien es cierto que el e-commerce es aún un mercado incipiente, no tardará en crecer al mismo ritmo de los demás países convirtiéndose en pocos años en una tendencia líder.

Ante ello, hay una serie de errores que las tiendas online no se pueden permitir si no quieren perder sus opciones frente a la creciente competencia. Actualmente, la gran mayoría de tiendas online no explotan todo el potencial que podían albergar y varios de los motivos se especifican a continuación:

 

“Landing Pages” ineficaces

Muchas empresas de comercio online emplean tiempo y dinero en dirigir el tráfico virtual hacia sus tiendas con campañas como Google Adwords, Facebook y Twitter. Sin embargo, para que estas campañas sean realmente efectivas, las tiendas digitales deben asegurarse de que los enlaces proporcionados en sus anuncios sean los correctos y realmente migren a las páginas que especifican.

Muchas tiendas muestran al usuario anuncios que los llevan a otras páginas no relacionadas con lo que ellos están buscando realmente. Con ello se arriesga a que el cliente cierre la página y lo hayan perdido. A los consumidores no les gusta estar navegando para encontrar lo que buscan, la generación actual usuarios virtuales es una a la que le gusta encontrar las cosas fácilmente y sin rodeos.

 

tienda on line

Motor de búsqueda interno ineficiente

Es común ver que los motores de búsqueda interna de las tiendas online no cumplan las expectativas de los compradores. Esto sucede debido a que los clientes buscan una experiencia de búsqueda que haga sugerencias, entienda plurales, corrija errores tipográficos, incluya un diccionario de sinónimos y ofrezca resultados pertinentes, después de todo es la costumbre que Google como buscador ha instaurado en el inconsciente de todos nosotros.

Hoy en día, ya es posible pagar por uso del motor de búsqueda, sin necesidad de realizar costosas inversiones económicas, ni complejas instalaciones técnicas.

 

Contenido insuficiente en la ficha del producto

Una vez que una tienda online optimiza las páginas de aterrizaje y mejora el motor de búsqueda, sólo le queda mostrar contenidos interesantes en la ficha del producto. Se ha comprobado que cada vez más compradores realizan la compra en el lugar donde más aprenden del producto que están buscando, por ello exigen buenas imágenes en las que sea posible efectuar zoom, videos explicativos y comentarios de otros usuarios.

 

Falta de transparencia

Otro punto a mencionar es que junto con el concepto de tienda online, muchos negocios ofrecen el envío gratuito de los productos, pero los consumidores no toleran los sitios que no son transparentes con sus gastos de envío. El cliente querrá saber los gastos de envío de manera específica para conocer qué es lo que está pagando; si éste no puede saberlos antes de ponerse a rellenar el carrito de la compra y dar sus datos personales, seguramente no vaya a comprar en esa tienda.

Y usted, ¿ha tenido alguna mala experiencia en una tienda online?

 

Fuente: Emprendedor, el economista

Imagen: dineroenimagen.com, starlogic.biz

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion