Penetración de internet en Latinoamérica será de 60% para 2015

internet

En la última década, Latinoamérica experimentó uno de los crecimientos económicos más destacados del globo: más de 50 millones de personas ingresaron a la clase media. En Brasil, por ejemplo, en 2012, el nivel socioeconómico C destinó 495.000 millones de dólares al consumo, que en 2015 significarán 636.400 millones de dólares.

Por ejemplo, el comercio electrónico es un claro reflejo de esto. En 2003, las ventas del canal online significaron 1.600 millones de dólares, para el 2013, las cifras crecieron considerablemente llegando a 70.000 millones.

Los usuarios de internet de los países de Argentina, Colombia, México y Brasil, llegan a alcanzar la cifra de 218 millones de personas. Para 2015, se espera que la penetración llegue al 60% que significa que se incorporarán 120 millones de nuevos usuarios latinoamericanos a la red.

Según el estudio de US Media Consulting menciona que la internet cumple un papel fundamental en el proceso de compra. Por ejemplo, ocho de cada diez usuarios latinoamericanos investigan los productos online antes de realizar una compra.

La compra de espacios para la publicidad online también expresa un gran incremento en la región. Se estima que para el 2015 este tipo de inversión crezca un 600%, y que para el 2018 un 8.900%.

El consumo de videos online también está teniendo resultados positivos. En Argentina, tiene un alcance superior al 95% de los usuarios; en Chile, al 90%; en Brasil, al 85% y en México, al 80%.

Por otro lado, cabe señalar que la televisión gratuita es el medio que domina en términos de penetración e inversión, pero se registran incrementos destacados en televisión paga, móviles y hasta de periódicos en mercados como Perú, quien tiene la penetración máxima de la región con 98%, y mínimos en Honduras 92% y Guatemala 77%. Mientras que en Brasil, representa el 66% de la inversión publicitaria, y en Uruguay y México más del 50%.

Vía: Adlatina

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion