Plastc Card, la tarjeta de crédito que estafó con 9 millones de dólares

La idea de tener una tarjeta de crédito universal fue ingeniosa y práctica, pero nadie hubiera imaginado que esta empresa despidiera a sus empleados, cerrara sus redes sociales y se diera a la fuga.

Plastc Card fue un proyecto que fue lanzado en 2014 y que prometía ofrecer una tarjeta de crédito capaz de agrupar digitalmente hasta 20 tarjetas y que prometía superar el uso de monedas en todos los sentidos.

De tal modo que cuando se fuera a pagar solo se tendría que decidir con cuál se haría, sin necesidad de llevarlas todas encima; es decir, como tener una tarjeta de crédito universal.

Estafa millonaria

La idea era realmente atractiva, pero aún no era real. Y esto porque ofrecían la posibilidad de realizar pedidos, con la promesa de un lanzamiento inmediato que nunca se realizó, pero que recaudó más de US$ 9 millones en preventas y hoy, a casi 3 años de su lanzamiento y de no haber enviado una sola tarjeta a sus clientes, la empresa se declaró en bancarrota.

Esto significa que la empresa no podrá devolver el dinero a nadie porque, según dicen, no tienen un solo centavo, ni han conseguido fabricar nada, sin explicar dónde han ido a parar aquellos 9 millones de dólares.

Y; claro, todos sus empleados han sido despedidos, así como los responsables por sus canales de atención al cliente y redes sociales. Los patrocinadores también han cancelado sus contratos, y todo porque pensaban que cerrarían una ronda de inversión de 3,5 millones de dólares en febrero, y no acabó realizándose.

En su página web se disculpan, comentan que las inversiones esperadas nunca llegaron, pero no indican los detalles que los compradores esperan: qué estaban haciendo los empleados que fueron contratados, qué ha ocurrido para que no hayan conseguido crear ni un solo prototipo, qué probabilidad tienen de recibir su dinero de vuelta, etc.

Cómo funcionaba

Plastc Card tenía como principal característica tener la información de todas las tarjetas en una sola. Si bien la idea en sí no es nueva, pero fue una posible soluciónque la harían más viable en el uso cotidiano.

La tarjeta contaba con un panel de tinta electrónica, el cual servía para mostrar la información de las tarjetas que se ingrese y mostrar la que se necesite al buscarla. De tal forma que Plastc Card podría almacenar la información de hasta 20 tarjetas, entre ellas algunas de programas de lealtad. También en la pantalla se podía ver información referente a los movimientos de cada cuenta e incluso códigos de barra para tarjetas de descuentos.

Te puede interesar: 13 estafas en internet que debes evitar

Otra característica es que la batería de ésta tarjeta presumiblemente duraba hasta 30 días e incluía un sensor de luz para ahorrar energía cuando ésta se encuentre dentro de la cartera que se conectaba con el smartphone vía Bluetooth (4.0) que es donde se introducían toda la información sobre las tarjetas.

En cuanto a seguridad, Plastc Card usaría un chip como cualquier otra tarjeta de la actualidad, aunado a eso un PIN de seguridad. Además, en caso que pase mucho tiempo desconectado del smartphone, la tarjeta dejaba de funcionar hasta reactivar el enlace. Ahora bien, en caso de pérdida, contaría con un sistema de alerta en la cual la tarjeta solo mostraba la información de contacto para recuperarla.

El fin; con el estado actual de la situación y sin que nadie dé la cara, es muy probable que la gente confiada que invirtió en Plastc Card no vuelva a ver su dinero.

Vía: wwwhatsnew.com/poderpda.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados