Tecnoestrés, la enfermedad de los profesionales

tecnoestres

Imaginémonos un día sin la tablet, Ipod o Smartphone. ¿Podrá uno acostumbrarse? La verdad es que la mayoría de las actividades del día a día dependen directamente de éstas  herramientas tecnológicas.

Y si bien es cierto que éste desarrollo tecnológico originalmente nació para simplificar la comunicación y la forma de negociar, ahora ha traspasado la capacidad del hombre para explotar ese progreso de la mejor forma posible.

Actualmente, todos vivimos bajo la sombra de la computadora, los videojuegos, el internet… y sin éstos instrumentos, aunque parezca increíble… ¡no hacemos nada!

Tecnoestrés, el síndrome del siglo XXI

No es que la tecnología sea nociva, pero desafortunadamente se ha transformado en parte sustancial para vivir. De esto modo de vida rodeado de la nueva tecnología ha cobrado vida la patología llamada tecnoestrés.

Es una especie de síndrome de fatiga informativa que ataca en forma persistente y aguda lo que ocasiona problemas graves a la salud del ser humano, como gastritis, hipertensión, úlceras hasta trastornos de conducta (agresión, apatía, tristeza, irritabilidad, ansiedad, insatisfacción etc.)

Ya en 1984, el psicoterapeuta estadounidense Craig Brod quien, creó este término de tecnoestrés, para referirse a una enfermedad que se origina por la ineptitud al enfrentarse a las nuevas tecnologías de una forma psicológicamente saludable.

Controlar el problema

Sus investigaciones señalan que los síntomas pueden ser controlados, pero los problemas surgen cuando uno se ‘sobrecarga’ y poco a poco va incurriendo en hábitos reiterativos y sin sentido tales como:

► Entrar al correo y chequear muchas veces durante el día

► Navegar por largas horas en internet sin saber qué se busca

► Estar pendiente todo el tiempo del smartphone

► Llevar la laptop o la tablet a todos sitios y aun si no se tiene algún trabajo que realizar

A estos malos ‘hábitos’ se unen muchas molestias corporales como dolor en la espalda, el cuello, brazos y hombros, tener ojos irritados, problema para conciliar el sueño, mala digestión y nerviosismo.

Especialistas recomiendan que hay ciertas técnicas de entrenamiento para controlar los nuevos adelantos tecnológicos y sacarles provecho sin padecer del tecnoestrés y, en cierta forma, pensar que ahora debemos vivir con la tecnología sin que ello altere nuestro estilo de vida.

Ante lo expuesto, ¿De alguna forma estás en esa situación?

Vía: AltoNivel

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion