6 trucos de Google Chrome para navegar más rápido

google-chrome

Es considerado el navegador más usado en todo el mundo, pero Google Chrome puede ser muy lento en su rendimiento, además de consumir más energía que sus equivalentes. Pero hay ciertos trucos para navegar más rápido.

1. Eliminar extensiones innecesarias

Si se acumulan muchas extensiones afectará a la velocidad y el funcionamiento de Chrome. Por eso hay que eliminar las que ya no se necesite tanto para mejorar el rendimiento como para mantener el navegador seguro. Para acceder a las extensiones de Chrome hay que dirigirse a la sección de Configuración > Extensiones y eliminar las que no se necesite, mejor que sólo desactivarlas. Y para saber la cantidad de memoria y recursos que consumen las extensiones y aplicaciones en Chrome, solo se tiene que acceder al administrador de tareas del navegador presionando los botones “Shift+Esc” (en Windows).

2. Purgar el caché

El caché del navegador crea copias locales de algunos de los archivos que se cargan al entrar en las páginas web que se visita con más asiduidad y tiende a acumular muchos archivos innecesarios. Por ello, una de las mejoras de rendimiento para Chrome más sustanciales se obtendrá al purgar sus contenidos. Para acelerar Chrome  hay que ir a la configuración de Privacidad y presionar el botón ‘Borrar datos de navegación’. Marcar la casilla ‘Archivos e imágenes almacenados en caché’ y dejar el desplegable superior configurado como ‘El origen de los tiempos’. Luego, confirmar la decisión con el botón ‘Borrar datos de navegación’.

Te puede interesar: ¿Por qué usar Google Chrome?

3. Instalar extensiones interesantes

Igual que es conveniente deshacerse de las que no son necesarias, igualmente es útil contar con determinadas extensiones creadas par gestionar las pestañas para reducir el consumo de RAM. Por ejemplo, Economizador de datos (Data Saver, en inglés) es la extensión oficial de Chrome y permite mejorar la velocidad del navegador. Se encarga de optimizar las páginas web que el usuario visita desde el navegador en el ordenador, y eso no solamente se traduce en un inferior consumo de datos, sino también en una velocidad de navegación notablemente superior.

4. Eliminar algunos plugins

Hay que tomarlo con precaución, ya que puede perjudicar el funcionamiento del navegador en determinadas páginas web. Por eso lo más recomendable es inhabilitar uno a uno los plugins e ir probando el navegador para asegurase que todo funciona . Para ello escribir chrome://plugins en la barra del navegador y allí se podrá revisar los complementos que están instalados, y con este sistema se podrá ver qué plugins se necesita y cuáles no para que Chrome funcione más rápido y sin problemas.

5. Vigilar el consumo de recursos

Chrome también dispone de su propio administrador de tareas. Para abrirlo, presionar las teclas Shift+Esc. Se observará que todos los subprocesos del navegador, correspondientes a las pestañas abiertas y los complementos en ejecución. Así, si una pestaña se queda colgada, se podrá detectar qué ha causado la pausa y cerrar el proceso correspondiente para que Google Chrome navegue más rápido.

6. Reiniciar Chrome de vez en cuando

Al igual que sucede con el caché, el propio navegador tiende a consumir más memoria de la cuenta conforme se incrementa el tiempo de uso continuado. Simplemente, hay que cerrarlo y, tras unos segundos, volverlo abrir. Pero hay que asegurarse que la configuración de Chrome ha desmarcado la casilla que dice “Seguir ejecutando aplicaciones en segundo plano al cerrar Google Chrome”.

Vía: ticbeat.com
Foto: xn--apaados-6za.es

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados