La importancia de tener usuarios con privilegios

En las empresas, sobre todo en las pequeñas, suele pasar que no tienen su propio servicio técnico, en donde todos somos administradores de nuestro equipo en lugar de utilizar un usuario con privilegios restringidos.

La facilidad para instalar o probar distintos programas que en un momento dado nos pueden ser útiles para la empresa puede ser perjudicial. Porque las facilidades para instalar dicho programa, pulsando las opciones de siguiente, siguiente y finalizar al final llevan a muchos usuarios a no leer las pantallas de aviso en la instalación. Y al final esto supone una merma del rendimiento de los equipos, de manera que poco a poco se van volviendo más lentos.

Otra de las opciones clásicas es tener en la barra del navegador varias barras de navegación que se nos han instalado con algún programa que llegamos a instalar e incluso puede que ya ni siquiera conservemos. El resultado es que la navegación web se ha vuelto muy lenta en este equipo.

Igualmente en la mayoría de los casos los programas que instalamos se apropian de las extensiones de archivos que pueden abrir, y no siempre estamos hablando de programas que vamos a utilizar como opción principal para determinadas tareas, sino que en ocasiones buscamos para tareas secundarias o tener una aplicación de reserva por si tenemos un inconveniente con la principal.

Por eso en las empresas, aunque todos podamos ser administradores de nuestros equipos conviene en primer lugar tener usuarios con cuentas limitadas y a la vez una supervisión sobre el software que se instala, para no llevarnos sorpresas desagradables en algún momento. Lo mejor es tener una máquina virtual donde podamos hacer las pruebas para ver si este software se adapta a nuestras necesidades, de manera que cuando lo instalemos estemos totalmente seguros de que nos será útil.

Vía

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion