¿Tuviste un mal día? ¡Echale la culpa a Facebook!

facebook

Según un estudio publicado recientemente, “las redes sociales pueden aumentar la intensidad de la sincronía emocional global”.

Es decir; los posts –que son las publicaciones en el muro de Facebook, por ejemplo-, pueden tener un efecto dramático en tu estado de ánimo y extenderse como un reguero de pólvora entre tus amigos.

De tal forma que las personas mejoran su estado de ánimo al ver mensajes positivos mientras que cuando se lee uno negativo sucede lo contrario.

Estas conclusiones parten de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California, la Universidad de Yale y Facebook -y publicado en la revista científica online Plos One– donde se indica que los estados de ánimo pueden expandirse de forma viral a través de redes sociales como Facebook.

“Lo que las personas sienten y dicen en un lugar puede extenderse a muchas partes del mundo ese mismo día”, escribieron los autores del informe. Los datos sugieren que “las redes sociales pueden aumentar la intensidad de la sincronía emocional global”.

La ciencia ha sabido por mucho tiempo que las emociones se pueden transmitir a través de las personas gracias a la interacción cara a cara, pero el nuevo desafío es ver si el efecto se repite en las redes sociales.

Facebook y mensajes virales

Los investigadores analizaron el contenido emocional de miles de millones de actualizaciones publicadas en Facebook entre enero del 2009 y marzo del 2012.

Para probar si las emociones se contagiaban, observaron cómo cambiaban las actualizaciones cuando llovía. Así encontraron que los mensajes de Facebook negativos aumentaban un 1.16% y los mensajes positivos disminuían un 1.19% cuando el clima era sombrío.

Entonces, observaron los mensajes de las personas que eran amigas de los afectados por la lluvia pero que vivían en ciudades en las que el tiempo no era necesariamente tan malo.

¿El resultado? Cada mensaje triste generaba 1.29 mensajes más negativos de lo normal entre los amigos de las personas.

En conclusión : las nuevas tecnologías pueden aumentar la sincronía emocional del usuario al darle más vías para expresarse a una gama más amplia de contactos.

Sin duda que el alcance de estas conclusiones muestra mayores alzas de emoción global y esto podría generar un aumento de la volatilidad en todo, desde los sistemas políticos a los mercados financieros.

Vía: revistamagna

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion