Las 7 mejores recomendaciones para comprar una casa

comprar una casa

Comprar una casa o departamento es una de las metas financieras más frecuentes de las familias por lo que se deben tener en cuentas éstas recomendaciones que deben seguir.

1. Definir las prioridades

Una de las primeras cosas que se debe tener en claro es definir sus prioridades. Si se necesita tener el espacio lo antes posible, lo ideal será adquirir un departamento ya hecho frente a comprar uno en planos. O si se dispone de poco efectivo, comprar un terreno y construir algunas veces no resulta la mejor alternativa.

2. Tener nuestras finanzas personales en orden

Si se desea comprar una casa, se debe  estar libres de deudas, particularmente créditos a corto plazo (como tarjetas de crédito y préstamos de nómina).

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Te puede interesar: Conoce los consejos para elegir mejor tu primera vivienda

3. Contar por lo menos con 20% de dinero

A estos e agrega el enganche, más gastos notariales, más dinero para muebles y otros gastos. Los bancos actualmente prestan hasta 90% del valor de una propiedad, pero no es sano endeudarse tanto. Contrario a lo que se piensa, los bienes raíces no siempre suben de valor con el tiempo y puede darse el caso que luego de dos o tres años, la deuda sea mayor que lo que vale la casa. Adicionalmente, en un crédito a tan largo plazo, como los intereses se calculan sobre saldos insolutos, en los primeros años los intereses son un porcentaje muy alto de la mensualidad que se  paga.

4. No tomar un crédito a más de 15 años

Los bancos ofrecen regularmente créditos a 15, 20 o incluso 30 años. La diferencia en la mensualidad no es tan significativa, pero el costo total del préstamo sí. En general, si no se puede pagar la mensualidad de una hipoteca a 15 años con comodidad, se está adquiriendo una vivienda más cara de lo que se puede pagar.

5. Contratar tasas fijas (o con tope) y pagos fijos, nunca crecientes

Hay algunos créditos que empiezan con mensualidades bajas, pero se van incrementando con los años. La teoría es que la gente joven, principalmente, podrá ir accediendo a mejores posiciones laborales y con esto a mayores ingresos. Pero no siempre sucede. Además el costo financiero de estos préstamos es muy alto por el efecto mencionado: en los primeros años la mensualidad que pagamos consiste prácticamente en puros intereses.

6. Tener buenas perspectivas laborales

Sin duda que la estabilidad laboral no es lo que era antes, pero sí es importante tener un empleo estable, con ingresos fijos y buenas perspectivas de crecimiento. Nunca hay que embarcarse en un crédito si se siente  que está pisando sobre arenas movedizas.

7. Hacerlo todo de manera correcta

Esto incluye la operación de compraventa ante notario y que haga el trámite en el registro público de la propiedad. Si se habla de un traspaso de crédito hipotecario, hay que hacerlo bien: la casa y el crédito tienen que quedar al nombre de nuevo propietario. No hay que comprometerse a pagar la hipoteca de alguien más, aunque exista un contrato privado notarizado, porque es sólo eso: un acuerdo que cualquiera de las partes podría incumplir. ¿Y si el dueño de la propiedad fallece?

Vía: El Economista
Foto: debate.com.mx

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments